Filtro de Aire

La parte esencial del filtro de aire es el cartucho o elemento filtrante, hecho generalmente de papel filtrante manufacturado de fibras de celulosa de alta calidad. Impregnándolo con resinas especiales se obtiene la calidad deseada, es decir, que sea resistente a la temperatura y a la humedad.

Las propiedades filtrantes dependen en buena medida, de la elección de las materias primas y de la "construcción" del papel mismo. Mediante los elementos filtrantes de serie se obtiene una separación del polvo de hasta el 99,9%. Las impurezas retenidas quedan acumuladas en el filtro. Por eso es indispensable realizar el mantenimiento según las indicaciones prescritas.

Otra de las funciones del filtro de aire, es la atenuación eficaz del ruido de aspiración para la alimentación de aire, bien sea con el motor en funcionamiento normal o a máxima potencia. Los reguladores de temperatura integrados, afectan decisivamente al comportamiento del vehículo en marcha, así como a los valores registrados en los gases de escape. La consecuencia lógica es una reducción de la contaminación del medio ambiente.

En los vehículos industriales, la función del filtro de aire obtiene mayor importancia como atenuador del ruido de aspiración. Sin embargo, en la mayoría de los casos es imposible lograr los coeficientes de atenuación requeridos a causa del escaso espacio en el vehículo. Por esta razón es necesario recurrir a distintas combinaciones de medidas acústicas adaptadas al espacio disponible.

Al utilizar los vehículos en ambientes muy polvorientos, por ejemplo en obras o en carreteras no revestidas, se produce un incremento del riesgo de penetración de polvo en el motor. Con el fin de dotar al filtro de mayor eficacia, se conecta tras él un elemento de seguridad. Dicho componente consiste en un fieltro cilíndrico, humedecido en aceite, cuya misión es impedir que las impurezas puedan pasar al lado limpio en las maniobras de sustitución, limpieza y durante el funcionamiento en marcha.

Según las instrucciones oportunas, este elemento de seguridad debe sustituirse después
de cada quinto cambio del elemento filtrante principal.